La Emisora Turística de Pedernales

 

jueves, 23 de marzo de 2017

Feller Rate ratifica en “A” la calificación del Banco del Progreso y le mantiene perspectivas “Positivas”

SANTO DOMINGO.- La agencia de riesgo Feller Rate ratificó en “A” las calificaciones de la solvencia y los depósitos a plazo a más de un año del Banco Dominicano del Progreso y mantuvo en “Categoría 1” la calificación de sus depósitos a plazo hasta un año. Las perspectivas se mantienen en “Positivas”.
Según explicó la calificadora, las puntuaciones asignadas al Banco Dominicano del Progreso S.A. se fundamentan en su perfil de negocios, capacidad de generación, respaldo patrimonial, perfil de riesgos, fondeo y liquidez, factores todos evaluados como adecuados.
“Banco del Progreso es un banco mediano, con una amplia oferta de productos y servicios para atender a todos los segmentos de negocio, con un fuerte crecimiento en los últimos 4 años, promediando un 21% anual. Tradicionalmente enfocado a grandes empresas, la entidad ha ido aumentando su oferta a clientes minoristas. Es así como, al cierre de 2016, sus colocaciones comerciales representaban un 54,1% de su cartera crediticia, mientras los préstamos de consumo e hipotecarios para vivienda, correspondían al 37,2% y 8,7%, respectivamente”, resaltó Feller en el comunicado de la calificación.
Expuso que en los últimos diez años el banco se ha mantenido en el 6° lugar del ranking de colocaciones del sistema financiero dominicano, pero ganando participación de mercado en los últimos cuatro años, alcanzando un 3,4% al cierre de 2016. A la misma fecha, destacaba su participación en colocaciones de consumo, que llegó a un 5,4% de la industria, mientras en créditos comerciales y para la vivienda ésta era de 2,9% y 2,3%, respectivamente.
De igual manera, apuntó que el Banco del Progreso mantiene una adecuada estructura tanto de gobierno corporativo como de gestión y negocios, con una estrategia basada en un amplio conocimiento y segmentación de sus clientes. Su crecimiento se ha sustentado con un fuerte foco en rentabilizar sus negocios y hacer más eficientes sus procesos, con un adecuado control de riesgos y manteniendo un soporte tecnológico eficaz, que ha implicado importantes inversiones en los últimos dos años.
“La capacidad de generación ha evidenciado una clara tendencia al alza, en particular desde 2015. Esto, debido a un aumento de sus márgenes y a un control de sus gastos operativos, los que, en todo caso, han apuntado a nuevas inversiones en estructura y tecnología, que debieran traducirse en ganancias de eficiencia en el corto y mediano plazo. Ello, sumado a las economías de escala que el banco está consiguiendo con el crecimiento de su cartera, debiera contribuir a que los retornos continúen mejorando”, augura Feller Rate.
Señaló que los indicadores de gasto por provisiones son algo más altos que los del promedio de la industria y de sus principales competidores, lo que se explica por la mayor presencia en colocaciones de consumo. “Sin embargo, esto es cubierto por mayores márgenes y una adecuada cobertura de provisiones”, dijo.
Feller Rate indicó que el patrimonio de Banco del Progreso ha crecido gracias a su política de retener el 100% de las utilidades y a la capitalización del total de su deuda subordinada en 2013. “Esto ha permitido soportar fuertes tasas de crecimiento, aunque su índice de solvencia se ha mantenido en el rango bajo de la industria, registrando un 13,4% a diciembre de 2016, comparado con el 15,6% de los bancos múltiples”, agregó.
Refirió que el banco cuenta con fuentes de fondeo relativamente diversificadas, aunque con una alta proporción de captaciones de corto plazo. Dicho riesgo es mitigado por una holgada posición de liquidez, con una proporción de fondos disponibles e inversiones equivalentes al 45,0% de sus activos, a diciembre de 2016.
“Banco del Progreso está ad portas de emitir por primera vez bonos subordinados, por un monto de hasta $6.000 millones y hasta 10 años plazo. Esta emisión contribuirá a mejorar su patrimonio, situándolo en niveles que permitan sustentar los planes de crecimiento, además de robustecer su liquidez”, indicó la agencia.
Finalmente, expresó que las perspectivas “Positivas” reflejan el potencial de continuar mejorando su participación de mercado y rentabilidad. Tanto por economías de escala como por eficiencias en procesos, se espera que los ratios de gastos operativos mejoren en el corto plazo.
por Redacción Argentarium