La Emisora Turística de Pedernales

 

jueves, 17 de agosto de 2017

BARAHONA: A Elisa el Consorcio Azucarero Central no pudo cortarle las alas

Por Benny Rodríguez.
VILLA CENTRAL, BARAHONA.- Elisa López Yan cuando contaba con 26 años, ahora tiene 48, con un hijo y esperando el segundo, sin trabajo y un marido que no ganaba lo suficiente tuvo una idea brillante: emprender una pequeña empresa que le facilitara la vida.

Ideó ponerse una freiduría que le generara ingresos para ayudar a su hoy exesposo Jorge Manfredo López con las obligaciones del hogar alcanzando en poco tiempo un éxito rotundo en el negocio de la “fritura” con ventas que le aseguraban a la familia vivir mejor.

Elisa, de ojos claros, de mediana estatura y de tés oscura, no para de agradecer a este negocio que le absorbe gran parte de su tiempo, pero que le permite poder conseguir aquellas cosas que son indispensables para la estabilidad familiar: un trabajo.

Hace tres años, ya con experiencia de negocio y ganando dinero que le permitía cierta independencia del hombre con el que visualizó construir una familia que durara “hasta que la muerte la separe”, de mutuo acuerdo decidieron ponerle fin a la relación.

Al estar separada de su esposo, Elisa ha tenido que asumir las riendas del hogar y gracias al exigente trabajo que tiene cría sin la ayuda de un padre a sus tres hijos: Diommys, de 14 años, Diolvin, de 12 y a Diammy, de 10.       

Señala que logró crecer en el negocio de la fritura gracias a su disciplina conjugado con un deseo enorme de superación, seguir adelante con su sus tres hijos para que no sientan el peso de la miseria en la que ella le tocó criarse y que,  dice: “es la razón mi existencia misma”.

Nadie corta mis alas.
Se define como una emprendedora, una “guerrera” con unas ganas enormes de seguir echando hacia adelante en la construcción de sus sueños por un mundo mejor y menos pesados para sus hijos.

Afirmó que nadie podrá cortarle las alas para seguir volando en su proyecto de emprendimiento y de mejorar cada día el nivel de vida de sus hijos.

Se expresa así porque hace poco el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del ingenio Barahona, recientemente le tumbó el quiosco que hace 22 años levantó en un espacio que corresponde al central azucarero que los empresarios guatemaltecos dicen forma parte del contrato de arrendamiento con el Consejo Estatal del Azúcar (CEA). 

“Esa gente del CAC perdió el alma, pero no han podido ni podrán cortar mis alas para seguir en mi negocio y conseguir lo elemental a mis tres hijos”, afirmó en forma cortante y sin bisturí Elisa como respuesta a los nuevos “dueños” del ingenio ante el intento de lo que ella dice fue un intento de cortarle las alas.

Recordó que siempre tuvo conciencia que el espacio no era suyo y no pretendía enajenar un área que es propiedad colectiva, por lo que a lo único que pretendía y aspira es a que los “dueños” del ingenio Barahona la ubiquen en otro lugar o la indemnicen.

Para no perder la clientela Elisa López Yan ha levantado un caseta junto a un frondoso árbol justo frente del lugar de donde fue desalojada y que el CAC levanta una construcción supuestamente para hacer allí una cafetería para vender los desayunos y la comida a sus obreros.

El negocio es rentable.     
Narró que las pocas cosas que ha logrado acumular: un pequeño barracón, ubicado en el sector Los Blocks, de Villa Central, lugar donde vive y un local donde tiene una modesta construcción que alquila, ha sido gracias a su “fritura”.

La freiduría es rentable: de lunes a viernes vende RD$6000,00; RD$30, 000,00 a la semana, mientras que los sábados y los domingos la venta es record sube a RD$25,000.00, que hacen RD$200,000.00, solo en los cuatro días feriados que tiene el mes, lo que representa una sumatoria global de RD$320,000.00.

Una razón de vender más sábado y domingo, es porque vende desayuno a estudiantes de Prepara, un organismo del Ministerio de Educación, creado mediante las ordenanzas 1/95 y 3/99 que permite a jóvenes que tienen alguna responsabilidad laboral o de otra naturaleza durante la semana terminar el bachillerato e ingresar a la universidad.

Además, señaló que el volumen de venta de lunes a viernes aumentará a partir del próximo 21 del cursante mes de agosto, debido a que cuando hay docencia los estudiantes del liceo José A. Robert, desayunan en su fritura a precios que son muy asequibles para sus padres.      

Cada semana tiene que hacer una inversión en solo en embutidos de RD$25,000.00 que paga al contado, sin contar los vivires, aceite, espaguetis y condimentos o como pagar a la chica que trabaja con ella en la freiduría.  

Sintió temor.
Elisa López Yan, no tiene miedo a volar e ir a lo más alto del firmamento cuando se trata de conseguir su objetivo porque sabe que los que son así triunfan sin lugar a dudas, “pero sentí temor que mis proyectos quedaran truncos”. 

Su miedo se debe a que al ser desalojada y estar más de un semana sin producir no podía pagar un san que tiene de RD$3,500.00 diarios y honrar el pagaré de la hipoteca de RD$100,000.00 de su pequeño local, “sentí que no me levantaba de esta, pero ya ves, no es igual, por lo limitado del espacio, sin embargo, estamos trabajando”.

Pero la principal preocupación de Elisa no era ni siquiera eso (los compromisos económicos) y perder lo que considera sus únicos bienes materiales, sino la educación de sus tres hijos, dos de ellos en un colegio privado, pero al que tiene en el Liceo Católico Tecnológico de Barahona (LICATEBA).

Por los dos más pequeños paga RD$5,000.00 de inscripción y 800 cada mes, mientras que por el que tiene en LICATEBA una inscripción de RD$1000,00 y una contribución de RD$500.00 mensual.

Del dicho al hecho hay………
En literatura es una belleza el Plan de Desarrollo de Villa Central 2015/2020 donde define que “constituye la instrumentación oficial de planificación del Distrito Municipal, que articula de manera lógica y organizada las aspiraciones de los distintos sectores que participan en las dinámica política, económica y social en el territorio, con miras a contribuir a avanzar en el proceso de desarrollo de la población”.

Esta aspiración es ideada conforme a lo estipulado en la Ley No. 1/12 de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030 (END 2030) y de forma articulada con el Plan de Desarrollo del Municipio Santa Cruz de Barahona y el Plan Estratégico Provincial 2015/2020 (PlanBa 2020).

Sin embargo, esa visión correcta del desarrollo que debe llevarse a la práctica no se corresponde con el nivel de miseria y de existencia de pobreza en esta comunidad que cuenta con las principales empresas e industrias que tiene la provincia de Barahona.

Funcionan en esta comunidad el ingenio Barahona, zona franca industrial, la planta Barahona de generación eléctrica de E/ge Haina, la principal instalación deportiva del municipio, la provincia y la región, un hospital, un muelle, entre otras importantes industrias y comercio que aportan muy poco a sus habitantes en términos. 

Pocos ciudadanos empleados es una razón fundamental para que proliferen negocios informales como el de Elisa López Yan que para conjurar su miseria, ganar dinero y proveer a su familia de lo necesario puso una fritura que le ha dado éxito en el tiempo aunque un sabor amargo, 22 años después.